Los días más hermosos…

Los “puntos suspensivos” son un signo de puntuación formado por tres puntos consecutivos, y sólo tres, llamado así porque entre sus usos principales está el de dejar en suspenso el discurso.

De todos los signos de puntación podríamos decir que éste es el más sinuoso y sugerente; expresa duda, temor, vacilación o suspense; señala voluntariamente un final sobrentendido; insinúa, deja en suspenso, seduce.

“Los días más hermosos…” es el título de una exposición que deja la puerta abierta a la posibilidad, a toda imaginable continuación para ese sugerente y abierto enunciado.

Comisariada por Julio Hontana, es la tercera y última exposición programada de una trilogía que comenzó con “Parartistas” (2009) y que tuvo continuidad en “Generando Vista Previa” (2010), todas ellas enmarcadas en la sala Amós Salvador de Logroño.

cartelexposicionlosdiasmashermososparaevento

En las dos ocasiones anteriores la intención estaba clara: mostrar el trabajo de los jóvenes artistas riojanos menores de 40 años. En ‘Los días más hermosos…’, sin descuidar la responsabilidad aparejada al hecho de dar a conocer obras y artistas insuficientemente conocidos, se ha optado por presentar al espectador obras de muy diversas disciplinas, provenientes de artistas cuyas escuelas formativas pudieran parecer aparentemente antagónicas. Se trata de jóvenes afincados en escenarios muy distintos (Nueva York, Bruselas, Londres, Barcelona y Logroño).

En opinión del comisario de la exposición, ‘Los días más hermosos…’ “parece una frase pronunciada con el ánimo y la sencillez de quien, seducido por la memoria e ilusionado por el futuro, susurra una inocente oración que ansía abrir una puerta transformadora, nunca mistificadora, aunque lo haga por medio del arte, en el estado actual de las cosas”.

Los artistas, seleccionados en esta ocasión, que nos dan voz y aliento para pronunciar dichas palabras son cinco: Rubén Martínez Orio (Logroño, 1988), Virginia Lázaro Villa (Logroño, 1985), Carlos Ramírez, Zorromono (Logroño, 1987), Laura Lasheras, Lusesita (Calahorra, 1979) y Daniel Llaría (Logroño, 1985). Todos ellos trabajan arriesgando en los límites de los lenguajes que aprendieron durante su brillante época de formación, poniendo en cuestión la mayor parte de lo aprendido, y lo hacen a través de diversas disciplinas que van desde la escultura, pasando por el dibujo, la instalación o el vídeo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

“Los días más hermosos…” completa su título con el de “Encrucijada: arte joven en la Comunidad de La Rioja”. Encrucijada, en esta ocasión, parece referirse a un punto donde se cruzan varios caminos, pero no podemos dejar de atender a las otras dos acepciones que la Real Academia Española propone para este término: “2. f. Ocasión que se aprovecha para hacer daño a alguien, emboscada, asechanza” y “3. f. Situación difícil en que no se sabe qué conducta seguir”.

Si bien esta exposición no supone un riesgo para la integridad física del espectador quizás si es una perfecta ocasión para asaltar sus coordenadas de percepción en un contexto y un espacio donde el arte suele presentarse atendiendo a categorías y formas más bien clásicas.

El trabajo de Virginia Lázaro Villa es clave para este propósito. Lázaro presenta cinco obras en esta exposición: “Identidad nacional será todo lo que no esté prohibido”; “La Historia es un viento que viene del pasado”; “Cómo contar una historia (I, II y III)”; “El mundo es un documento de Microsoft Word”; y “Todo pasó muy rápido (edit)”.

Las cinco obras, nada compasivas con la idea de lo bello, ni la acostumbrada dulcificación que todo lo envuelve en estos tiempos, tienen una clara vocación política. En todos los casos, esa es su coherencia, para señalar cómo la violencia iconoclasta transforma profundamente los símbolos afectados por ella, produciendo una “inversión de significados” que también transforman nuestra conciencia y el modo en que construimos el futuro.

En “Todo pasó muy rápido” (2015), proyecto en forma de texto acompañado de imágenes, la artista presenta un poema-relato sobre lo vivido como trabajadora en una importante institución museística británica. Esta pieza habla de la encrucijada que el espectador se encuentra en este tipo de entornos, especialmente si atendemos a la tercera acepción de este término: una situación difícil en que no se sabe qué conducta seguir.

Desde que comencé a trabajar en el British Museum
esperé cada día
Cada mañana y cada tarde de cada día
a que apareciera un visitante
que entendiera
que siempre es mejor hacer que mirar

Nunca pasó

Lázaro trabaja entorno la “institución social que es el museo, en donde, basándose en la lógica de la administración, se determinan las condiciones del consumo cultural y se transforma la producción artística en instrumento de control ideológico y legitimación cultural”[1]. Los espectadores pasamos por las diferentes salas observando vestigios de nuestro pasado, “una herencia tormentosa”, en una experiencia rápida, dirigida, para mirar y aprender “hasta reventar”.

Tú, gran público
Eres grande porque eres ejemplar
Porque cuando se trata de aprender,
el tiempo siempre se hace poco
Hay que caminar hasta caer rendido,
caminar hasta reventar
y mirar hasta reventar
y comer hasta reventar

Una crítica al modo de consumir arte como modo de transitar por el pasado y la Historia, convirtiéndola en un espectáculo grotesco, arbitrario, desprovisto de toda relación intima entre el espectador y la obra.

Sin embargo, “Los días más hermosos…” propone un espacio de reflexión para el disfrute y la relación sosegada con las piezas y sus discursos, donde cada uno de los artistas trabaja desde estrategias y formas particulares, que por contraposición y diferencia permiten un crear un espacio de ruptura y respiro para el espectador; una pausa, como los puntos suspensivos.

La exposición puede visitarse hasta el 12 de febrero en la Sala Amós Salvador, Logroño (La Rioja).

_____________________

[1] Consultar dossier en la plataforma Intransit: http://www.intransit.es/archivo/virginia-lazaro/

* Imágenes extraídas de CulturalRioja: http://www.culturalrioja.org/sala-amos-salvador/2016/arte-joven

Anuncios

Una respuesta a “Los días más hermosos…

  1. Pingback: #MMM2017, entrevista a Virginia Lázaro | Kippel·

Los comentarios están cerrados.