Un espacio expositivo en el bolsillo.

¿Cansado de los grandes formatos y de los enormes y fagocitadores museos?, ¿crees que la sala de exposiciones es un modelo pasado?, ¿la teoría del White Cube te parece anticuada? ¡Pues este post puede resultarte interesarte!

Cada vez son más las voces que se desmarcan del modelo de Brian O´Doherty de “Cubo Blanco” como espacio expositivo óptimo, presentado en su ensayo Inside the white cube (1976) donde afirmada que “la galería ideal, sustrae de la obra de arte todo aquello que pueda interferir con el hecho de que es “arte”. La obra es aislada de todo lo que pueda ir en detrimento de la evaluación de sí misma […] White cube es concebido como un lugar libre de contexto, donde se pensaba excluir el tiempo y el espacio social de la experiencia con las obras de arte…”. En los últimos años empiezan a surgir interesantes propuestas de innovar en este aspecto y llevar el arte a lugares que parecían ajenos al sistema del arte: desde el ámbito doméstico, el mundo virtual, los espacios urbanos y otros espacios singulares.

Existen una serie de espacios expositivos muy curiosos por sus dimensiones, son aquellos muy pequeños, minúsculos, que hacen del arte una experiencia diferente y no por ello de menor intensidad. Algunos de los ejemplos que podemos encontrarnos en este sentido han ido surgiendo en los últimos años y aquí seleccionamos cinco: Clutch Gallery, Fundación Newcastle, The Medicine CabinetDavis Museum y Galería Minúscula.

Hemos de arrancar diciendo que existen importantes precedentes en este aspecto, como el Boîte-en-valise (1936-1941) de Marcel Duchamp, retrospectiva portátil de su obra reducida al tamaño de una maleta. O también laGalerie légitime (1962) de Robert Fillou, que nace como una crítica a la institución dentro del marco Fluxus, que se trata del bombín del artista que contenía objetos manufacturados, notas e imágenes fotográficas de sus obras y las de otros artistas que querían formar parte de esa exposición en movimiento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la actualidad podemos ver la influencia de estas iniciativas en el proyecto Clutch Gallery (Chicago), un espacio de 60 cm2 en el interior del maletín de Meg Duguid, que actualmente está siendo trasladado por Georgina Valverde como sede de la Society of Smallness (Sociedad de la Pequeñez). La galería está dedicada a la exposición de arte contemporáneo en todos sus medios expresivos. Abrió en diciembre de 2009 con una programación previa, pero a partir de 2011 el proyecto empezó a pasar por las manos de diferentes curadores. De este modo continuará funcionando hasta el maletín se desgaste por el uso diario. La manera que tienen los espectadores de ver la exposición es averiguar dónde está la Clutch Gallery a través de su Facebook y también solicitando una cita previa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fundación Newcastle (Murcia) nació a finales de Marzo en una casa de muñecas de la marca Chaves modelo Newcastle 38061 (34x40x75 cm) que se encontraba dentro de la casa Javier Castro. Esta iniciativa surge a través de la ilusión de crear un espacio donde difundir el arte contemporáneo español y demostrar que este tipo de formatos son igual de legítimos para desarrollar un proyecto artístico interesante y que implica a otros agentes a través, por ejemplo, de modestas becas de colaboración. Una casita de muñecas es ahora un efectivo espacio para promocionar y difundir la obra de artistas españoles.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

The Medicine Cabinet (Chicago) es un proyecto iniciado en 2008. Se trata de un armario-botiquín situado en el baño de el domicilio de Christopher Smith que sirve como lugar de exposiciones, en donde cada mes pasan por sus pequeñas estanterías las obras de diferentes artistas. Desde esta iniciativa otros espacios marginales de este hogar se han ido convirtiendo tambien en lugares de arte. mc

Davis Museum (Barcelona) lleva esta idea del espacio mínimo al ámbito museístico. The Davis Lisboa Mini-Museum of Contemporary Art se fundó en 2009 en Facebook, y aseguran ser el museo más pequeño del mundo, con una colección propia de arte contemporáneo.Su misión es la selección, estudio y difusión de obras de artistas emergentes y de renombre, llevando sus obras por diferentes países a través de sus exposiciones itinerantes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Galería Minúscula (Logroño), por su parte, nacedesechando convencionalismos que limiten la creación, utilizando materiales diversos, nuevos soportes sin coste, con coste y de fácil acceso”. Se ubica en una discreta ventana (85×106 cm) a pie de la cgalle Primo de Rivera, donde funciona como un escaparate para mostrar pequeñas exposiciones tanto colectivas como individuales donde se trabajan todos los medios y disciplinas. Un paréntesis para el arte contemporáneo con el que se topan los viandantes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como vemos las posibilidades en cuanto a los modelos de exhibición y difusión del arte son infinitas, pudiendo dar lugar a interesantes proyectos que trasgreden la norma y los convencionalismos expositivos. Nuevos modelos que nos demuestran que se pueden seguir haciendo cosas aún teniendo pocos medios y que no lo más grande o lo más (pre)suntuoso tiene por qué ser lo mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s